Venecia y su magia

Creo que no me equivoco si digo que todo está escrito y dicho sobre Venecia pero aun así, nada tiene que ver hasta que uno llega y lo conoce por primera vez. Son sensaciones únicas, como si se viviese en un cuento de magia.

Pasé 3 días muy especiales junto a Fer (mi novio, futuro padre de miniyo y futuro marido desde este mágico viaje), y Telmo (mi teckel). Bravo a todos los italianos por lo dogfriendly que son. No tuvimos complicación alguna con Telmo (para aquellos que os gusta viajar con el perro, sin duda Italia da un sobresaliente). Disfrutamos mucho con buen tiempo (algo de frio al ser diciembre) y con los lugares que reservamos para dormir, visitar y comer.

venecia-3
venecia5

La reserva del hotel la hicimos a través de la web My Travel Chic que tiene ofertas fantásticas en hoteles y destinos muy apetecibles. Para esta ocasión escogimos el hotel Ca Maria Adele que está en la zona Dorsoduro, dónde está la iglesia Salute, cerca del museo Peggy Guggenheim y justo en frente de la famosa plaza San Marcos.

El barrio me encantó porque está cerca de todo pero a la vez es tranquilo con un aura artístico, lleno de colorido y bohemio. Es precioso pasear por las callecitas y encontrarte con tantos palacetes y numerosos edificios del s. XVIII.

El hotel fue un acierto total, y eso que soy muy crítica habiendo trabajado más de 10 años en el mundo de los hoteles. El servicio, el desayuno, las camas, la limpieza… Todo de lo más agradable superando todas nuestras expectativas. ¡¡Los dueños amorosos!! Son de estos dueños que te hacen sentir como si te hubieran invitado el fin de semana… ¡Un gusto!

Estuvimos 3 días enteros lo cuál nos parecieron suficientes para disfrutar de todos los rincones de Venecia, y además visitar las islas Murano y Burano. En Murano estuvimos unas horas y visitamos una fábrica de vidrio soplado artesanal. Admirable la dedicación y el trabajo que conlleva hacer sus famosos cristalerías. A mi hermana le compré, para su casa nueva, unos globos de cristal ideales para decorar cualquier rincón de la casa. Todo un éxito el regalo.

Hay que tener cuidado como con cualquier ciudad turística en no comer/cenar en restaurantes sin que alguien nos recomiende. Hay muuuucho turisteo como es de imaginar y algunos precios son desorbitados.
Imprescindible, un zapato cómodo para andar, andar y andar… ¡Madre mía lo que se camina en esta ciudad y lo que eché de menos decir “TAAAAXI!!!”

Venecia-2
venecia-1

Restaurantes que nos gustaron y otros que nos recomendaron

Hoteles para visitar, tomarse algo y si uno puede, alojarse

firma-alejandra

5 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *