Síndrome de Sensibilidad Química, by Pilar Muñoz Calero

.Hoy tengo el gusto de presentaros a la Dra Pilar Muñoz Calero,
y os invito a conocer más en profundidad el Síndrome de Sensibilidad Química.

Pilar es Doctora en Medicina especializada en Pediatría,
Neonatología, Estomatología y Adicciones.
Profesora colaboradora de la Facultad de Medicina de
la Universidad Complutense de Madrid
Presidenta y Directora de la consulta de Medicina Ambiental de
la Fundación Alborada y promotora del exitoso proyecto El Huerto de Lucas.

“El Huerto de Lucas es un lugar que nace para propiciar la salud… pero no la salud como remedio a lo que llamamos enfermedad, sino como un estado de plenitud que siente el ser humano cuando es capaz de vivir con todas sus capacidades
activas y despiertas.”

1 ¿En qué consiste exactamente el Síndrome de Sensibilidad Química?

La Sensibilidad Química Múltiple son un conjunto de reacciones adversas del organismo ante niveles ambientales de productos químicos tóxicos contenidos en el aire, agua y alimentos.
Cuando hablamos de productos químicos tóxicos hablamos no solo de aquellos que ya conocemos como el humo de los coches o el del cigarro, estamos hablando también de esas mínimas dosis de conservantes, colorantes, espesantes, antiaglomerantes, pesticidas, herbicidas… que están presentes tanto en lo que comemos como en lo que bebemos como en lo que nos ponemos en la piel.

2 ¿Cómo surgió la Fundación Alborada? ¿Se trata todos los grados de SMQ?

La Fundación Alborada comenzó a tratar a pacientes con SQM en el año 2009 y desde entonces hemos tenido cientos de pacientes y de llamadas pidiendo información sobre la SQM y otras enfermedades ambientales. Nació como respuesta a la necesidad de crear un espacio libre de tóxicos donde poder atender a estos pacientes a los que la Sociedad les obliga a vivir en estado de alarma y con miedo a compartir espacios con otras personas, debido a las reacciones extremas que los contaminantes producen.
No solo tratamos todos los grados de SQM sino también otro tipo de enfermedades ambientales como el Autismo, la Hiperactividad, Esclerosis Múltiple, Intolerancias alimentarias,…

3 ¿Qué dice la OMS sobre esta enfermedad? ¿Por qué el Ministerio de Sanidad no nos da información al respecto?

La verdad es que con más de un 5 % de la población afectada, la OMS todavía no ha reconocido a la SQM como enfermedad, sin embargo la SQM está frecuentemente asociada al Síndrome de Fatiga Crónica y a la Fibromialgia y estas enfermedades sí que están ya incluidas por la Organización Mundial de la Salud en su Clasificación Internacional de Enfermedades (C.I.E.) a nivel global. Así que esto lo podemos ver ya como un primer paso para su oficialización.
En España, la SQM está incluida en el CIE-9, en el epígrafe 995-3 desde hace algún tiempo. Ahora, recientemente la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados ha acordado por unanimidad pedir al Gobierno Español que incluya la SQM en el C.I.E.10, última actualización de la Clasificación Internacional de Enfermedades, lo que daría continuidad a este reconocimiento, como enfermedad física derivada de la exposición a sustancias químicas tóxicas “siguiendo el ejemplo y utilizando algunas de las fórmulas aplicadas en países como Alemania, Austria o Japón”.
Es necesario, por lo menos, para que las personas que la sufren se vean menos excluidas del Sistema Sanitario y de la Sociedad y además ayudar a su comprensión, trato médico, administrativo, social…

4 He leído un artículo del Dr. Martin Pall en el que se afirma que “ la SMQ es una enfermedad increíblemente común, incluso más común que la diabetes”. Siendo así, ¿cómo es posible que haya un desconocimiento tan grande de la misma?

El desconocimiento viene, sobre todo, desde la clase médica. Esto es así. Estos pacientes no son diagnosticados y, al final, la mayoría son derivados a psicólogos o psiquiatras porque se piensa que todos sus síntomas proceden de alteraciones mentales.
Siempre que hay un cambio de Paradigma en la Historia de la Medicina ocurre la misma situación. Durante los últimos 135 años, se han determinado 9 Paradigmas, ahora estamos ante el 10o Paradigma, el de las Enfermedades del ciclo NO/ONOO, que abarca a muchas de las llamadas “enfermedades emergentes” caracterizadas, sobre todo, por la conjunción de procesos inflamatorios, de hipersensibilidad y degenerativos crónicos: Sensibilidad Química Múltiple, Fibromialgía, Síndrome de Fatiga Crónica, Enf. de Alzheimer

5 ¿Qué síntomas, que pueden pasar desapercibidos, como por ejemplo un dolor de cabeza o picor en la piel, pueden ser ocasionados por el SMQ?

Todos los síntomas que podemos sufrir pueden estar ocasionados por sustancias tóxicas. Hay algunos que son más frecuentes pero el desequilibrio de nuestro organismo siempre puede tener como causa un acumulo de sustancias tóxicas.
Entre los síntomas más frecuentes se encuentran: Exacerbación del sentido del olfato, dolores musculares, articulares, cefaleas, cansancio, alergias, faringitis, hipotiroidismo, tinnitus…

6 Imagino que hay diferentes grados de Sensibilidad Química ¿Cuándo se considera que estás afectado?

Hay 4 grados de Sensibilidad Química Múltiple y uno está afectado desde el primer grado. Y, es mejor tomar medidas al respecto, porque la Sensibilidad Química no se detiene y, si no haces algo para que tu organismo desintoxique, podrá evolucionar hasta llegar al estado más grave.

7 Esta enfermedad, ¿puede ser el síntoma de otra? ¿y la causa?

Esta enfermedad puede ser la causa de otras muchas y, ahora estamos encontrándonos con muchos pacientes que llevan asociadas enfermedades infecciosas, bacterianas y/o víricas.

8 Se está hablando mucho de la comida ecológica, ¿es una moda o una necesidad?

La comida ecológica es una necesidad no sólo a nivel de salud individual, porque estos alimentos tienen mucha más concentración de nutrientes y menos carga tóxica (sin pesticidas ni contaminantes) sino también a nivel social, en lo que se refiere al bienestar animal y a la salud del planeta.

9 ¿Qué tipo de alimentación nos recomendarías para rebajar/eliminar el nivel de toxicidad de lo que comemos?

Pues una dieta 100 % ecológica, alcalina y con el menor contenido posible de azúcares, lácteos y gluten. Y agua 100% filtrada o embotellada en cristal.

10 ¿Qué podemos hacer en nuestro día a día y en casa para llevar una vida menos tóxica?

Pues hacer un buen control ambiental no solo con el agua y con la comida sino también utilizando productos de aseo personal y de limpieza libres de tóxicos y de fragancias.
Para hacer la limpieza doméstica no se necesitan tantos productos como los que nos quieren hacer creer, con bicarbonato, vinagre y limón podemos tener una casa limpia, desinfectada y con buen olor. Lo mismo ocurre con el suavizante de la ropa, las colonias…no nos hacen falta y contribuyen a aumentar nuestra carga corporal total, teniendo, nuestro organismo, que consumir nutrientes para poder eliminarlas.

 

 

firma-alejandra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *