Meriendas para niños

Esta semana me encuentro en México trabajando, concretamente en Oaxaca. Estoy sorprendidísima, para bien, de lo generosa que es la gente que menos tiene.  Estoy en contacto con el mundo artesanal y son personas que viven de una forma muy modesta. Pues a pesar de sus condiciones económicas (lo cual no determina su felicidad), no hay día que no me conviden a sus casas para probar un «mole oaxaqueño«,  un plátano porque es lo único que tienen en la nevera (literal), o un agua que van a comprar para que me sienta como en casa. Es de admirar el corazón que tienen y lo mucho que nos enseñan con estos detalles tan humanos.

Dicho esto, os propongo unas ideas simples para ofrecer a los más pequeños entre horas. He pensado en recetas no muy elaboradas para que siempre tengamos tiempo y ganas de prepararlos.

1 –  Un sandwich de rodajas de manzana con mantequilla pura de almendras (o de cacahuete)
2 – Palitos de zanahoria con hummus. Para los más atrevidos, añadir remolacha al hummus. Os sorprenderá el sabor
3 – Smoothie de frutas mezclado con yogur ecológico, bebida de almendras o con agua (y si es de coco mejor)
4 – Palitos de apio con mantequilla de cacahuete natural y pasas
5 – Frutos secos crudos
6 – Queso requesón con papaya en cubitos (se puede mezclar  con cualquier otra fruta)
7 – Quinoa inflada con bebida de arroz y un toque de canela
8 – Smoothie hecho con piña congelada y yogur
9 – Manzana con dip de yogur griego y 1/2 cucharadita de vainilla en polvo (es de lo más calmante e ideal para niños hiperactivos o con problemas para dormir)
10 – Galletas de avena (receta)

¿Alguno más simple que se os ocurra y queráis compartir?

Un beso a todos

 

firma-alejandra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *