“Me paso la vida a régimen…”

Hace poco recibí un email de una persona contándome que no sabía qué hacer para adelgazar ya que llevaba toda su vida a dieta y seguía sin perder esos kilos que le sobraban. Hoy quiero compartir con vosotros el email que le contesté ya que no es la primera persona que recurre a mí con esto y porque además nunca le llegó mi respuesta ya que puso su dirección de email mal.

“Querida Silvia,
Primero de todo, no sabes cómo te entiendo de bien. Hasta hace muy poco no aprendí lo que era vivir sin pensar “estoy a dieta” “no debería comerme eso” “me lo salto hoy pero retomo mañana” “el lunes empiezo” “por un poquito no pasa nada”…  Es agotador pensar así, y parece que no nos libramos de ello nunca, verdad?

¿Y cuál es el secreto? ¿Porqué hay gente que lo consigue y otra que sigue igual? Pues primero de todo, no hay ningún secreto. No hay una dieta milagro que nos haga perder peso sin enterarnos. Pero si hay formas de perder peso y mantenernos… Ahora, no es fácil pero sí posible. Requiere esfuerzo, requiere determinación, requiere acordarnos por qué decidimos cuidarnos en un primer momento para no decaer ante situaciones débiles. Pero sobretodo requiere que no nos desmotivemos en la mitad del camino porque el número del peso no ha bajado a pesar de haberlo hecho perfecto.  ¿A caso somos máquinas etiquetadas con un número para que la gente nos reconozca?

Es importante cambiar el chip y pensar que ante todo nos estamos cuidando y no haciendo una dieta. Que los resultados van a ser para siempre y no para una “boda”.  Hay que pensar que nos estamos cuidando porque vamos a vivir el resto de nuestra vida en este cuerpo, porque queremos comer de una forma que nos da energía, luz en la piel, una sonrisa en la cara, tranquilidad…

Elegimos comer de una forma sana porque es nuestra prioridad y porque nos queremos.

Y tú me dirás, bien, sí, lo sé, pero ¿¡¿qué como?!? Pues cada persona es distinta, a unas personas les sienta mal el gluten, a otras les sienta mal el lácteo, a otras el marisco, la verdura… y hasta algunas el agua (bueno esto creo que sólo era a mi abuela que tanto le gustaba el vino….). Es importante escuchar a nuestro cuerpo y pensar que comemos para alimentarnos no para calmar una emoción. Hay que comer limpio, comer productos que no estén envasados, que sean naturales, eliminar los alimentos refinados (azúcares, harinas, alcohol…) y tener un orden de comidas que nos ayude a no tener ansiedad y a no pasar hambre. Ten paciencia, y no dejes de esforzarte.

Y si crees que no puedes lograr tus objetivos sola y necesitas un empujón no tengas miedo en acudir a un profesional que mire por ti y no por su bolsillo. Pero aléjate de las dietas de moda y guíate por aquellas que miren por tu salud. Las dietas de moda te harán adelgazar, al igual que si estás a una manzana al día. Pero lo suyo es disfrutar mientras nos cuidamos & adelgazamos.

¿Por qué crees que te has pasado tu vida a regimen? ¿Te falta motivación? ¿Comes para calmar alguna emoción o llenar un vacío? ¿Comes poco pensando que es la forma para adelgazar?

Me encantará oírte y así te puedo ayudar más de cerca…

Un besito y ánimo, todo se consigue”

 

firma-alejandra

2 Comentarios

  • RojoMate dice:

    Este email podría ser perfectamente mío. Para mí, perder peso se trata de conectar con quien realmente soy … Y lo has definido de maravilla. Me encanta! Gracias por compartirlo:)

  • vanessa dice:

    Hola Alejandra!

    Me ha encantado el post, está carta es una realidad que vivimos muchas personas. No tenemos fuerza de voluntad y nos cansamos enseguida. Luego encima nos sentimos mal con nosotros mismos, y que hacer otra vez?
    Me gustaría que nos dieses unos consejos. Yo siempre empiezo y luego lo abandono.
    Un abrazo grande!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *