Me apetece, pero…

La creación de hábitos saludables es la clave a la hora de mantenernos. No sólo estoy hablando de hacer deporte, hacer cinco comidas diarias, beber agua, etc… También estoy hablando de quitarnos esas costumbres que nos perjudican, como puede ser comer algo por el simple hecho de que «nos apetece»

¿A un niño se le compra el juguete que le apetece siempre que lo pide? ¿Nosotros nos compramos cualquier capricho porque nos apetece?

¡Pues NO! (o al menos por noma general)

Las mismas reglas debemos aplicar cuando nos apetece comer algo que no nos toca en ese momento. Tenemos que pensar que, cuando nos estamos cuidando con un plan de alimentación restringido, llegará el momento en el que podremos darnos el lujo de comer de todo. Pero todo en su debido momento. Las mayoría de las «dietas» tienen una duración corta en el tiempo. Sólo aquellas que nos enseñan a comer de todo son las que nos van incluyendo todo tipo comida gradualmente. Este último tipo de dietas son las que  están pensadas para  un plazo más largo en el tiempo y que por tanto crean hábitos y costumbres saludables. No hay que pensar que NUNCA podremos comer ese capricho que tanto nos gusta, pues todo llega y con moderación se podrá comer.

Pero si hemos decidido cuidarnos, ¿por qué desgastarnos no haciéndolo perfecto para así acabar antes?

IMG_8901

El hecho de engañarnos a nosotros mismos pensando que no pasa nada tan sólo nos aleja de nuestro objetivo. Si te compensa, ADELANTE, pero si no es así, es mejor no hacerlo.

Y, ¿cómo evitamos esos momento de «me comería…..» «me apetece»…?

4 trucos + 1 de regalo

1. No recrearnos pensándolo – cuantos menos segundos dediquemos a pensar en la comida mejor.

2. Cambiando de actividad – hacer algo que nos mantenga entretenidos y con la mente ocupada.

3. Pensar en las consecuencias si lo hacemos y si no lo hacemos:

Consecuencias

4. Pensar:

HOY no toca, ya llegará el momento

¿Me compensa?

Aunque me apetezca, no lo voy a probar. No me merece la pena.

la foto 3

…y la más fácil:

5. Abre tu Instagram y acude a las fotos de @yomemimo

Ayer tuve un día dificil pero aguanté las tentaciones y sobre todo el recrearme pensando en lo que comería. Es cuestión de segundos… pero ¡todo pasa! Y hoy estoy tan feliz y más fuerte que nunca pensando en el obstáculo de ayer que superé. Todo ESFUERZO tiene recompensa.

IMG_9069

¡Espero que os ayude MUCHO mi post de hoy!

Muchos besos y a disfrutar del día

firma-alejandra

9 Comentarios

  • Hoy tengo un cumpleaños de niños, mucho más peligroso que una boda o salir a cenar fuera. Y como «sí pasa», ¿algún consejo para los 2 y 3?

    • yomemimo dice:

      Llévate la merienda ahí.
      No te pongas cerca de las mesas con comida.
      Bebe mucha agua o llevate un termo con algo caliente que te saciará.
      Cambia el foco de atención y céntrate en las conversaciones o en qué hacen los niños.
      Y gira la cabeza de izquierda a derecha dos veces cuando te ofrezcan algo.
      No será fácil pero ¡¡se puede!! Es cuestión de «aguantar» ese momento de «me apetece» y pensar que HOY no toca..
      Animoooo!!

  • Tere G dice:

    El «por un día no pasa nada» o «un día es un día», o «¡pero si esto es bueno y natural!» (y te están ofreciendo torreznos….XD), tb lo utiliza la familia o las relaciones sociales cuando te niegas a comer o beber algo. Para mí es una losa dura de quitarme de encima el decir «no quiero comer o beber de esto» en las reuniones familiares o de amigos. Ejercen una presión social fortísima y más en entornos donde rechazar un ofrecimiento de comida o bebida se entiende como «un rechazo» a los hábitos de celebración , «agradables» costumbres y forma de vida de ese núcleo social, no sé si me explico. ¿Os ha pasado a vosotras?

    • Alejandra dice:

      Hola Tere, siento haber tardado en contestarte. No me había fijado en tu mensaje.
      ¿Que si me pasa? CONSTANTEMENTE! Es lo más duro cuando empiezas a cuidarte. Es una costumbre/asociación muy dificil de romper. Es clave lo que haces, en lugar de decir NO PUEDO, decir NO ME APETECE o NO QUIERO (o incluso, no me gusta). A poca gente le gusta ver que el de al lado se está cuidando mientras uno mismo no lo hace (y piensa que debería) por eso prefiere insistir para que se haga juntos. Pero hay que ser fuertes porque ya verás al cabo de las semanas cuando te vean estupenda, en lugar de preguntarte por qué no comes te preguntarán, ¿COMO LO HAS HECHO?
      Conozco a gente que se inventa que está enferma para que no la insistan. Yo con las copas lo que hago es siempre tener mi agua con gas & limón (así hay duda si es un gin tonic) y no insisten en que beba.
      Mucho ánimo Teresa
      BESOS
      Alejandra

  • Haydée dice:

    Hola Alejandra.
    Son consejos un tanto restrictivos a mi modo de ver.
    El cuerpo tiene antojos y si se encuentra en un balance energéticos en el que comer cuando tiene hambre y para cuando está saciado (lo de comer intuitivamente y no porque lo paute un reloj, un «plan de 5 comidas», o una dieta donde solo te permite «50 gramos pesados de arroz», destroza tus señales de hgambre y puedes «desaprender» a comer antes que alcanzar unos buenos hábitos.
    Creo que la clave está en saber escuchar el cuerpo y dejarle que nos guíe en la cantidad que necesita.
    Está claro que mientras estás menstruando NECESITAS más comida y lógicamente de ahí viene el famoso «síndrome premenstrual» y hay que darle más comida. Y eso probablemente no encaje en la dieta de «1500 calorias» que no admite ni una caloria más…
    Dicho sea de paso, 1500 calorías son de lejos una dieta muy restrictiva incluso para una mujer.

    • Alejandra dice:

      Hola Haydee,
      Gracias por molestarte en dar tu punto de vista. Yo también opino que cuando uno se encuentra en un balance energético, es decir en equilibro, sabe elegir lo mejor para si mismo. Las pautas que doy en este post son para cuando nos «apetece» algo que no significa que tengamos hambre. Ahí es cuando debemos encontrar las herramientas / trucos para no caer en tentaciones que no son nutritivas. Al fin y al cabo el estar saludable no consiste en comer cualquier cosa. Si todo el mundo fuese consciente de lo que su cuerpo necesita y le hiciese caso, entonces no tendríamos sobrepeso y no es el caso. Mi fin es ayudar durante el proceso, crear un orden y desde el orden la persona se dará cuenta que ella misma puede pensar por si misma y no dejar que sus impulsos le domine.

      Lo siento pero no llego a estar de acuerdo cuando dices que el cuerpo «necesita» más comida si en teoría nos hemos «alimentado» bien. El síndrome premenstrual nos puede pedir más dulce (ese es mi caso) pero darle azúcar a mi cuerpo no sería lo más saludable por mucho que el cuerpo me lo pida. En este caso lo ideal es tomar más verduras dulces (tipo batata, calabaza) y no abusar de esos alimentos que no son saludables y que creemos necesitar.

      Respecto al aporte calóríco que mencionas de 1500 kcal, a pesar de que yo nunca he mencionado calorias, los planes que incluyo en el blog están están avalados. 50 grs de arroz es una orientación para aquella gente que lo necesite. Cada uno somos dueños de nuestro cuerpo y sólo nosotros sabemos lo mejor que nos sienta

      Para mi lo importante es alimentarse eligiendo los alimentos más naturales y beneficiosos para el organismo (de la tierra básicamente), sin contar calorías.

      Me encanta que des tu punto de vista, así me ayuda a aclarar cualquier mal entendido.

      Gracias de nuevo,

      Un beso
      Cuídate mucho, mímate más

      Alejandra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *