La antidieta: Todo empieza como un pez

Quiero compartir con vosotr@s las conclusiones que he sacado de unos documentales que he visto, y que me han ayudado a ser aún más consciente de la directa relación entre alimentación y salud.

Todos tenemos claro que hay que cuidarse desde dentro, ¿pero qué significa esto exactamente? Pues cosas tan simples y al alcance de todos como:

1

DORMIR 7/8 horas
Mientras dormimos, nuestro cuerpo aprovecha para “resetearse” y limpiar los tóxicos acumulados durante el día a través de la comida, ambiente, medicamentos, etc.. Cuánto menos duermas, más tóxicos acumulas y peor te encuentrarás.

2

COMER LO MÁS LIMPIO POSIBLE
¿De dónde procede la comida que comemos? Parece que ahora lo ecológico (que no es más que comprar directamente al productor local) es una corriente “new age” que no está al alcance de todos. Pero no nada más lejos de la realidad. Hazte esta reflexión: si la comida viaja miles de kilómetros hasta llegar al supermercado, ¿cuál será su verdadero valor su nutricional? Pues no es más que un 40%, a lo que hay que sumarle todos los pesticidas y conservantes que se le ha añadido para que su aspecto sea “bonito” y la compres.

Permitidme que os haga unas preguntas: ¿a quien preferís pagar, al productor local o al médico? ¿Dónde quieres gastar tu dinero, en salud o en “cosas”?

No se trata de “volverse loco” y comprarlo todo ecológico, ni de alarmarse cuando uno descubre la cantidad de tóxicos que nos metemos en la boca sin saber que lo hacemos, ni de cambiar de hábitos de alimentación de un día para otro. Si no que se trata de comer inteligentemente, de leer antes de meter algo en la cesta de la compra y de despertar la inquietud personal de conocer el poder de la nutrición, porque el mejor nutricionista del mundo para ti, eres tú.

Una de las grandes mentiras que todos nos hemos creído son los alimentos light, sin azúcar añadido o libres de grasas. Puede que no se añada azúcar, pero se añade sirope de maíz que es igual de malo para la salud. O que se le quite las grasas pero se añada azúcar para que sea más apetitoso y haga trabajar a nuestro páncreas tanto para convertir ese alimento en energía, que corremos el riego de padecer diabetes (una enfermedad desgraciadamente demasiado común y que tiene una relación directa con la alimentación). Y más de lo mismo pasa con los alimentos que se anuncian cómo “Sin Gluten”. 

LIGHT
Puede que tengan menos calorías, pero es que se trata de comer calorías saludables y no de comer pocas y tóxicas, básicamente por tres motivos:

La leptina (u hormona de la saciedad) reconoce estas calorías “buenas” y nos saciaremos antes (así que si queremos perder peso estamos de enhorabuena) y en cambio, las calorías “malas” no las reconoce y seguimos hambrientos todo el día.

− Nos proporcionan una energía increíble que nos permite rendir más y meternos en una rueda de equilibrio cuerpo y mente.

− Nos olvidamos de las dietas, que tienen fecha de caducidad y empezamos a comer para estar sanos y perder peso para siempre y no de manera temporal. Por la sencilla razón que aprendemos a comer y dejamos de correr para perder peso con dietas restrictivas, para luego recuperarlo y así sucesivamente hasta que nuestro metabolismo hace “crack”.

Al final, se trata de prioridades y libertad. Una de las decisiones más libres del hombre es decidir lo que come o no.

Otra cosa que parece que está de moda, son los famosos smoothies o zumos verdes. En el documental Super Juice Me, se realizaba un estudio con 8 personas que entre todos sumaban 22 enfermedades (asma, enfermedad de chron, obesidad, síndrome de fatiga crónica, insuficiencia respiratoria etc..). Estuvieron 28 días en un programa “detox” de zumos. El resultado fue increíble. En concreto me sorprendió uno de ellos, que de 52 pastillas que tomaba al día, actualmente y después de un año del estudio e introduciendo zumos verdes en su alimentación, toma solamente dos.

No quiero decir con ello que no haya que ir al médico por patologías concretas, ni muchísimo menos. Ni que todo lo cura la alimentación, sino que se trata de lograr un equilibrio y en cierta manera volver a los orígenes. No querer solucionarlo todo rápidamente con una pastilla, porque la pastilla te aliviará el síntoma, pero ¿y la causa? ¿y los efectos secundarios de las pastillas que generan otras patologías? Ya lo decía Hipócrates: “que tu medicina sea tu alimento y que tu alimento sea tu medicina” y a mi me gusta decir lo que un día dijo RojoMate: “la comida que comes, crea la vida que vives”.

Personalmente desintoxicar el cuerpo de vez en cuando y una buena y limpia nutrición, me parece la fórmula mágica para disfrutar de una buena salud. Y no se trata de pensar “Dios mío, nunca más podré comer chocolate, o esto o aquello”, si no de comprobar y escuchar cómo tu cuerpo, una vez limpio, te pide nutrientes de verdad.

Te animo a que te hagas estas tres preguntas: ¿de dónde viene la comida que como? ¿para qué la uso, para alimentarme o para llenar vacíos? ¿qué estoy dispuesto a hacer para llevar una vida equilibrada?

3

HACER DEPORTE
Todos sabemos que el deporte es antidepresivo, pero desconocemos su gran poder curativo. En un post anterior os hablaba del ejercicio físico así que no voy a extenderme mucho, pero si quiero compartir la siguiente realidad: No puedes suplir una mala nutrición con mucho ejercicio, porque puede que estés delgado, pero ¿estarás sano?.

4

DISFRUTAR Y REIR
El ocio, la capacidad de disfrutar y de compartir actividades con tu familia, amigos, compañeros de trabajo, es una parte fundamental de una nutrición equilibrada. Se trata de un alimento primario, que no ingerimos pero que nutre igual o más ¡y sin calorías!. Cuando te sientes bien, cuando tienes aspectos de tu vida llenos como el ocio, las relaciones, la profesión, etc… tienes una parte muy importante de ti correctamente alimentada: las emociones. Y eso influye muchísimo en nuestra decisión de qué comer y cómo comerlo.

FOOD-1

5

CONECTAR CONTIGO MISMO
Meditar o hacer respiraciones cada día antes de empezar la jornada y visualizarte llevando la vida que quieres llevar y con el cuerpo que quieres tener, es la única manera que tenemos de comunicarnos con nuestro subconsciente. La visualización es el lenguaje que tenemos para comunicarnos con nosotros mismos, y algo mágico sucede cuando nos dedicamos esos minutos, que nos levantamos y caminamos hacia nuestra meta.


Me gustaría acabar, explicando el título del post. Todo empieza con un pez. Un pez (tú) nada, se mueve y vive en un agua limpia y clara. Se alimenta de los alimentos que encuentra que están sanos porque el agua es pura. Sin embargo un día, por el avance de la ciencia (conservantes, colorantes, edulcorantes), ese agua transparente empieza a oscurecerse, y el pez (tú) resiste, pero se mueve más despacio, come lo que puede, enferma un poco, aunque sigue nadando y viviendo pero de otra manera. Sigue avanzando la ciencia (dietas milagro, pastillas para todo,etc..) y el pez (tú), resiste pero ya no es el mismo. Es un pez que nada tiene que ver al del principio. ¿Qué tiene que hacer el pez para volver al agua pura y transparente? ¡EMPEZAR A LIMPIARSE!

Espero que os haya gustado. ¡Feliz semana! Y recuerda, como decía Steve Jobs: “Sé inquieto y curioso” y yo añado “sé inquieto y curioso con lo que comes!

firma-alejandra

3 Comentarios

  • Gemma dice:

    Hola Alejandra:
    Totalmente de acuerdo en todo lo que dices, pero desgraciadamente no está al alcance de todos poder comprar productos ecológicos. Muchas gracias por tu post.
    Besos

  • Alejandra dice:

    Hola Gemma,

    Muchísimas gracias a ti por dar tu opinión. Te comento que cada día hay más mercados que venden productos de la zona y sale baratísimo comprar. ¿Eres de Madrid? Hace unas semanas se organizó uno en el Matadero y el primer fin de semana de cada mes (si es festivo tocaría el segundo) se organiza un mercado en la casa de campo. Yo he estado en ambos y están fenomenal, y más baratos. También hay páginas webs que venden directamente productos del agricultor. Por ejemplo, la semana pasada en la frutería del barrio (no ecológica) vendían los niscalos mucho más caros que La Dehesa el Milagro.

    Si fuéramos aún más conscientes de lo mucho que hace la alimentación por nuestra salud, nos gastaríamos más en alimentación y menos en fármacos.

    Un beso y cuídate mucho.
    Alejandra

  • Qué bien sabes explicar las cosas, me encanta leerte y darme cuenta que todo lo que dices es cierto. Ya sabes en qué fase me encuentro yo y el punto 5 es tan importante, bueno realmente lo son todos.

    Un beso enorme y sigo aprendiendo de ti

    Lola

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *