Hygge, el secreto de la felicidad de los daneses

Me ha pasado algo curioso esta mañana. Después de dejar a Allegra en la guardería, últimamente le encanta ir en su patinete y yo disfruto viendo como levanta su piernita y coge “velocidad”, me he acercado a un sitio llamado Hygge, que han abierto cerca de casa. Llevaba días pasando por la puerta con ganas de ir, pero no encontraba el momento.

Suelo desayunar en casa, pero hoy que hace un día muy de otoño, me apetecía tomarme el café fuera en un sitio acogedor y sin distracciones. Aquí en Milán nunca tengo problemas para ir con Telmo (mi teckel de 4 años) a los sitios y sinceramente lo encuentro un lujo. Telmo se ha acostumbrado a ir a los sitios conmigo desde que tiene 3 meses, y es un santo, lo cuál se agradece.

Total que he ido con Telmo a Hygge (se pronuncia hu-ga), y es cuando he notado una paz interior por el simple hecho de sentarme en un sofá, en un lugar con mucha luz, espacio abierto, una música de fondo agradable, libros en las mesas para ojear, y recordarnos que el móvil se puede quedar en el bolso, con mi café americano y bizcocho de naranja casero. Desconectar del móvil me ayuda a tomarme las cosas con más tranquilidad, y me encanta esta sensación la cuál encuentro vital para no vivir con estrés.

Hace tiempo que leí acerca del estilo de vida de los daneses, lo que llaman Hygge, y lo cierto es que no hace falta ser danés para vivir de esta forma, porque seguramente experimentemos momentos parecidos en nuestro día a día sin darnos cuenta.

Para mi Hygge tiene que ver con ser bueno contigo mismo: consentirte, pasar un rato agradable, no castigarte o negarte nada. Helen Russell

He de decir que el Hygge me recuerda a la filosofía de Epicuro, uno de los grandes filósofos griegos de la antigüedad quién fundó la escuela de la felicidad. Según Epicuro, el equilibrio y la templanza era lo que daba lugar a la felicidad. “Nada es suficiente para quien lo suficiente es poco.”
“La felicidad es alcanzable una vez que se satisfagan unas pocas necesidades naturales indispensables. Al final es la ausencia de dolor físico y mantener un estado de ánimo libre de turbaciones o pasiones”

Hygge

¿Cuáles son las claves? El libro Hygge, la felicidad en las pequeñas cosas desglosa los principios de esta filosofía que es sencilla, barata y fácil de aplicar en muchos aspectos de nuestra vida

Sin luz ni móvil

Más de la mitad de los daneses encienden velas todos los días del otoño y del invierno porque generan ambientes agradables. Es el elemento más relacionado con el hygge. Disfrutar del aquí y el ahora y olvidarse del teléfono es otra máxima.

Gratitud y armonía

Aprecie cada momento porque podría ser el mejor; y no busque la competición, aprecie a la gente por cómo es y evite presumir de sus logros.

Pequeños placeres

Los puede encontrar en un chocolate o en un pastel -a los daneses les priva el dulce-, pero también leyendo un libro en un rincón agradable de su casa. Desconectar y aprender a relajarse son pasos fundamentales para rozar momentos felices.

Ocio

¿Por qué dejamos de jugar cuando somos adultos? Pueden recuperarse actividades como los juegos de mesa o la petanca. Montar una cena sencilla con amigos o disfrutar de una noche de TV en buena compañía resultan igual de apetecibles.

Unión y equilibrio

El 78% de los daneses se relaciona con amigos, familia o compañeros de trabajo como mínimo una vez a la semana, frente al 60% de media de los europeos. Consideran que el tiempo compartido con los demás es agradable, “como un abrazo pero sin contacto físico”. El hygge también es el arte de ampliar nuestra zona de confort incorporando a otras personas.

Esta última sección la he sacado
de la entrevista que le hicieron a Meik Wiking,
autor del libro Hygge que sale en portada

   

Como todo en la vida, me gusta quedarme con pinceladas de lo que leo, sin necesidad de copiarlo al 100%. En este caso, no creo que para todos sea bueno asociar comer con placer. Si sabemos hacerlo de una forma equilibrada, estupendo, pero en muchas ocasiones hay que estar vigilante…  

Os mando un beso fuerte y un fin de semana lleno de momentos Hygge

 

firma-alejandra

3 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *