Escapada gastronómica

Hace una semana tuve la suerte de escaparme el fin de semana a La Rioja. Además de volver con el pantalón un poco más apretado que a la ida debido a los excesos gastronómicos y culinarios que me permití, he disfrutado mucho con los paisajes riojanos.

Primera parada obligatoria en Landa, Burgos. 

IMG_4708
IMG_4710
IMG_4714

En este viaje me permití comer más de lo que normalmente estoy acostumbrada, pero siempre intento mantener un orden de comidas y no comer por el simple hecho de comer. En otras palabras, comer solamente a las horas de las comidas, no picotear entre horas, y beber varias infusiones a lo largo del día y también antes de las comidas para calmar el hambre. Son pequeñas pautas que procuro seguir con el fin de que me ayuden a ser consiente de lo que realmente me pide el cuerpo.

Como os iba contando, de camino hicimos una paradita en Landa. Por mucho que no me apeteciese, de primero me pedí un caldo de verduras rico en minerales, vitaminas y fibra. También me sirvió para no atacar el pan, siempre tan tentador. De segundo, pedí lo más tradicional de la tierra: morcilla de Burgos con patatas y huevos fritos. No está mal ¿eh? 

IMG_4717
IMG_4712

Lo que me dejé de huevos y morcilla… y mi manzanilla necesaria tras tal comilona. 

IMG_4713
IMG_4718

La llegada al Hotel Marqués de Riscal. Espectacular por fuera y dentro.

IMG_4725

IMG_4727

Las habitaciones son muy amplias, al igual que sus baños. Ni que decir de sus camas, confort pleno y absoluto. Sin duda, la cadena Starwood cuida mucho el detalle de las camas porque no es la primera vez que duermo tan plácidamente en uno de sus hoteles.

Por la noche cenamos en el restaurante del hotel que tiene una estrella Michellin. Obviamente, cenamos de maravilla y no me privé de nada.

IMG_4740
IMG_4738
IMG_4739

IMG_4731
IMG_4735
IMG_4732

IMG_4736
IMG_4737

Al día siguiente visitamos Laguardia e hicimos el tour de las bodegas Marqués de Riscal. Me gusta acostarme habiendo aprendido algo nuevo durante el día.

IMG_4776

IMG_4788

IMG_4775

IMG_4792

IMG_4840
IMG_4824

IMG_4839

Esa misma tarde nos fuimos dirección a Ezcaray, dónde nos hospedamos en el familiar y acogedor Hotel Echaurren. Cenar en su restaurante El Portal de Echaurren, dirigido Francis Paniego es una parada obligatoria para cualquier amante de la gastronomía. Y ya para rematar el fin de semana gastronómico, esa noche degustamos el menú por el cuál ha sido premiado con la segunda estrella Michelin. Le dedicaré otro post a todos los platos del menú de degustación porque fue una experiencia que merece compartir. Como estaba diciendo, el hotel en el que está el restaurante es muy acogedor, está impecable, limpio, decorado con toques nórdicos y cuenta con un personal encantador.  Al día siguiente también vistamos la fábrica de mantas, uno de los productos más emblemáticos de este pueblo.

IMG_4861
IMG_4857

IMG_4858
IMG_4860

IMG_4919
IMG_4926
IMG_4936

Un viaje muy bonito que recomiendo por todo lo alto.

Feliz martes a todos

firma-alejandra

8 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *