El famoso Matcha Latte

Lo que más me gusta del Matcha es el hecho que es un sustituto ideal para el café. Todavía no he aprendido a preparármelo en caliente como me tomaba el café, pero acudo a ello cuando me encuentro con falta de energía. Este té japonés da una energía más sostenida a lo largo de las horas, lo contrario al café que suele ser más inmediato y puntual.

El Matcha viene de las hojas del té verde pero es 10 veces más potente en antioxidantes & nutrientes. Tradicionalmente lo usaban los monjes Budistas para ayudarles a estar alertas y concentrados durante los días de meditación.

 Otros beneficios a destacar de este té japonés 
TranquilizanteEnergéticoDesintoxicante
bueno para el corazónfavorece la concentración
favorece la memoriaayuda a bajar los niveles de colesterolantiaging
ayuda a adelgazar acelerando el metabolismoelimina los metales pesados del cuerpo 
 

El sabor es un tanto fuerte, agrio… no me sale la palabra adecuada.. ¿o sí?. Es como si fuera un té verde de los que te sirven en los restaurantes japoneses tradicionales y que cuesta tomar. ¿Sabéis a lo que me refiero? Buenos al menos a mí me pasa. Pues para disimular este sabor, lo ideal es mezclarlo con una leche vegetal como la de almendras, coco o de anacardos. Pero si lo queremos tomar como una snack de media mañana o tarde, me gusta añadirle más ingredientes (que os detallo más abajo) para que me sacie.

Esta vez lo he endulzado con Amasake de arroz integral (lo hay de otros cereales también) y es mi último descubrimiento. El Amasake es una crema dulce que se hace fermentando el cereal y añadiendo koji, un fermento natural que transforma el arroz cocido en esta crema, sin usar enzimas artificiales.  Como sabéis me encanta el dulce y esta opción me ayuda mucho a darle ese toque de sabor tan rico. Alterno con el dátil y la miel, pero ahora que he dado con el Amasake creo que es la opción más saludable.

Ingredientes

1 taza de leche vegetal (hoy le he puesto leche de coco)
1/2 plátano congelado
1  cc Matcha en polvo
1 cc crema de anacardos
1 cc Amasake de arroz integral
Opcional
1/2 cc espirulina & chlorella
1 cc de polen de abeja

cc : cucharadita de café

Receta

1. Añadir en la Vitamix, Thermomix o en una batidora de vaso primero los ingredientes secos (matcha, polen de abeja, espirulina) y por último la leche vegetal para evitar que salten los polvos al batir.
2. Batir durante 30 segundos a velocidad alta
5. Probar por si falta meter hielo, endulzar o añadir más cantidad de algún ingrediente (yo suelo pecar y echar más crema de anacardos que me encanta)
6. Listo para servir y tomar

Deseando que lo probéis y me contéis si os ha gustado. Cuando lo hagáis, no os olvidéis de tagguearme en vuestras fotos de Instragram para ver el resultado. Y si tenéis alguna receta apetecible, mil gracias por compartirla con nosotros. Como hoy Silvia G de Instagram que me ha dicho que probara el Matcha con zumo de naranja y un toque de canela. Qué bueno debe de estar, ¿verdad?

Un beso muy fuerte a todos y mimaros mucho

 

firma-alejandra

1 Comentario

  • Gemma dice:

    Te leo… y ufff cuanto me falta por aprender ja ja. No había escuchado nunca el Amasake de arroz integral…. Yo estoy investigando la lúcuma para que le de sabor a lácteo a la leche vegetal… para los niños…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *