Cuidados durante el embarazo

40 semanas y dos días… tic tac… Dicen que los primeros se retrasan, y doy fe… Yo de momento no paro de caminar y de mantenerme activa para ayudar a que no se me alargue mucho la espera. La verdad es que me siento de maravilla, y no es por quitarme el “peso” de encima cuanto antes, sino más que nada por la curiosidad de ver la ver la carita a Allegra… Aunque estoy disfrutando como nadie de los preparativos.

Cada una lleva su embarazo de forma distinta y yo os voy a resumir lo que a mí me ha ido bien y lo que he ido descubriendo como buena primeriza. Os lo cuento a modo personal sin ánimo de hacerme la experta.

alimentacion

Hasta día de hoy he engordado casi 10 kilos, lo cual me ha ayudado a sentirme ágil hasta el final. Lo que sí tenía claro desde el principio era que iba a escuchar a mi cuerpo y llenar mi alimentación de nutrientes. Me asustaba pensar que me iba a dar por comer sin límite, y gracias a Dios no ha sido así. El cuerpo es sabio y la clave para mí por supuesto ha sido escuchar.  He procurado no abusar del gluten (incluso estuve una temporada sin tomar) y el resultado ha sido una mayor lucidez mental así como una mejoría en mis digestiones. La supresión del gluten en la dieta es un tema pendiente que quiero retomar pues veo muchos beneficios eliminando esta proteína. ¿Sabíais que muchos casos de infertilidad se podrían evitar quitando el gluten de la alimentación? Mis desayunos se han compuesto siempre por un zumo de verduras / frutas con superfoods, y luego dependiendo del día me tomaba una fruta tipo kiwi o un poco de pavo/jamón con frutos secos crudos de media mañana. ¡Ah! ¡Y levadura de cerveza en tostada que me encanta! En las comidas y cenas siempre he incluido verdura de primer plato y de segundo legumbres, proteína animal/vegetal o carbohidratos tipo arroz integral o pasta de quinoa. Muchas noches quizás no era lo que más me apetecía pero me obligaba para no atacar otros alimentos no tan beneficiosos para mi y el bebé.

ejercicio

Caminar, caminar, caminar y yoga prenatal. No os voy a mentir, he pasado por días con pocas ganas de moverme, y más al principio ya que me dormía por las esquinas. La palabra esfuerzo me ha ayudado mucho a concienciarme y a no dejar que la pereza me domine. Cómo leí una vez, “La pereza no es más que el hábito de descansar antes de estar cansado“. Y es que cuanto menos haces, menos te apetece y cuánto más haces, mejor te sientes y más te apetece hacer. Esta misma mañana me he ido a caminar al Retiro y un día más he valorado el gustazo de hacer pequeños esfuerzos. ¡Te sube el ánimo para todo el día! El yoga me ha ayudado especialmente a estar más flexible, a relajarme y a curar los dolores de ciática. Una maravilla. 

cremas

He cambiado bastante el chip en cuanto al uso de las cremas para mi cara & cuerpo y he optado por usar cremas naturales. Por el bien del bebé y el mío.  Básicamente me siento más cómoda con esta decisión y siento que estoy alimentando mi piel y no perjudicándola con químicos.  Hay que ir poco a poco con los cambios, hacerlos de manera progresiva, y así ha sido para mi.
Mi selección
Crema, tónico & serum para la cara de la marca Caudalie
Gel de ducha de Dr Bronner
Pasta de dientes de Tom’s
Crema de cuerpo marca EO
Cremas para pecho/tripa marca Burts Bee
Base de maquillaje de la marca Dr Hauschka

antojos

Pues el mayor antojo que he tenido ha sido la naranja y menos mal que no me ha dado por otra cosa. Ahora en la recta final he sentido también más ganas de dulce y lo que he hecho ha sido o bien ir a por dulces bio o hacérmelos en casa. Por ejemplo, el bizcocho de plátano que compartí hace unos meses, tostas de arroz con nutella bio y otro descubrimiento ha sido la marca de helados Booja-Booja que están hechos con tan sólo 4 ingredientes y están buenísimos (sin lácteos, gluten ni azúcar). 

otros

Durante estos meses me ha acompañado el libro de Bountiful, Beautiful y Blissful y una serie de dvds que se llaman Happy Healthy Child que te enseñan una forma más holística para llevar el embarazo, parto y primeros meses del bebé. Ahora también estoy empezando a cotillear la educación para bebés de Baby-Led Weaning que me recomendaron en la universidad. Así que poco a poco, sin volverme loca, voy aprendiendo cositas para llevar lo mejor posible la educación/alimentación de un niño, además de todo lo que he aprendido al sacarme el título de Health Coach.


No he querido extenderme mucho con este post ya que no todo el mundo está esperando un bebé, pero he querido daros unas pequeñas pinceladas de mi experiencia y encantada profundizaré si alguien lo necesita.

Un beso a todos y muy feliz día

final

firma-alejandra

2 Comentarios

  • VERA dice:

    Hola Alejandra, me ha encantado el post de hoy aunque no esté embarazada, 10 kilos guauuuuuuuuuuu que bien menuda fuerza de voluntad ¡¡¡¡¡¡¡¡¡
    mi pregunta es si antes de quedarte embarazada seguiste alguna pauta, se que no se puede programar nada, pero éste año voy a ponerme a ello y me gustaría saber algún consejillo.

    Te has dado algún masaje durante el embarazo? Algún libro en español recomendable?

  • Gemma dice:

    Genial post Alejandra.
    Yo en los dos embarazos… 41+5 jaja está a gusto y muy cómoda.
    Muchos besos preciosa y espero que pronto veas su carita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *