8 desayunos llenos de beneficios

Últimamente estoy desayunando pan con mantequilla y mermelada. ¿Y sabéis cómo me sienta? Pues por mucho que disfrute en el momento, es una mezcla que siempre me ha encantado, luego me encuentro con falta de energía y si no me tomo un zumo verde a media mañana, no hay nada que me espabile. Y bien, ¿porqué no dejo ese desayuno que no me hace ningún bien y retomo buenas costumbres? Pues porque no me lo he propuesto, voy a lo fácil y cuando tomamos alimentos dulces, nuestro paladar no se olvida y ya lo asocia a ese momento del día.

Pues bien, aquí lo escribo y aquí me lo propongo. ¡No más pan diario, mantequilla y mermelada! ¡No me compensa! Que por mucho que sea todo ecológico, natural, (hasta he llegado a comprarme pan vegano…) no vale y no hay que engañarse. Si, será mejor que cualquier alimento industrial pero los desayunos están para disfrutarlos y lo más importante para que nos alimenten y den la energía necesaria para afrontar el día. ¿Estáis de acuerdo? De vez en cuando vaaale, pero todos los días no nos ayuda en nada. Y lo tengo comprobado.

Así que os propongo nuevos desayunos para incorporar en vuestro día a día y si queréis compartir los vuestros, bienvenidos sean.

Como ya me habréis oido mil y una veces, siempre conviene empezar el día bebiendo mucha agua (1/2 litro mínimo) y además tomar el agua tibia con medio limón exprimido. Si quieres potenciar sus efectos antiinflamatorios, añade jengibre al agua y una pizca de cúrcuma. Para no tener que esperar mucho a que el agua coja el sabor del jengibre, se puede hervir un poquito la noche anterior y dejarlo reposar durante la noche. Por la mañana añadiremos un chorrito al agua tibia con limón.

1 Smoothie
Me parece de lo más cómodo desayunar smoothies, ya que se preparan rápidamente, prácticamente no ensucias la cocina, y lo más importante, desayunas 100% nutrientes. El smoothie que os propongo lleva 1 plátano congelado (que no esté maduro, siempre con algún puntito negro en la cáscara), 1 puñado de espinacas, 1/2 taza de copos de avena integrales, 1 cucharadita de mantequilla de almendras, leche de almendras y puñado de arándanos

2 Mix yogur
El yogur es un alimento muy completo, pero conviene comprarlo ecológico y sin azúcares añadidos. Si os gusta de sabor de frutas, siempre es mejor comprarlo natural y añadir la fruta. El desayuno que os propongo consiste en yogur natural o de vainilla, 1 cucharada sopera de semillas de lino molidas, 1 plátano en trocitos y un puñado de nueces

3 Crema Budwig
Siempre recomiendo esta crema por sus múltiples beneficios que encontraréis en este post que escribí al empezar el blog. Básicamente es un bol de cereales compuesto de queso blanco, semillas/frutos, cereal (arroz o trigo sarraceno), 1/2 plátano para endulzar y zumo de 1/2 limón. Receta

4 Tostada con huevo y ricotta
Hace poco descubrí esta tostada en V3Raw, un sitio en Milán que es para enamorarte de las coas que hacen tan ricas y saludables. Tostada de pan germinado con queso ricotta o fresco, unas hojas de espinaca (cocidas), huevo duro (o pasado por agua), piñones y aceite de oliva

5 Fruta, verdura y más fruta
Un plato de fruta de temporada y un zumo verde son ideales cuando hemos comido mucho el día anterior y necesitamos descansar. Empezaría siempre con el licuado verde de fruta & verduras- por ejemplo una pera, 1 puñado de espinacas o kale, 1 pepino, 1 trozo de hinojo, 1/2 lima y trocito de jengibre. Y continuamos con el plato de fruta. Lo ideal es estar sin comer nada más hasta las 12 de medio día para incrementar la depuración

6 Huevos revueltos
Entre semana no me suelo preparar huevos para desayunar, me da como pereza (ups, esa pereza que no nos lleva a ningún lado…), pero he de decir que cuando desayuno huevos revueltos con un poquito de levadura de cerveza, tomatitos y perejil, no pico en absoluto entre horas. Sin duda la proteína nos sacia enormemente

7 Matcha on the go
Como no todas las mañanas tenemos tiempo para sentarnos tranquilamente, por mucho que sea lo ideal, hay que desayunar algo nutritivo (que no es lo mismo a algo que nos llene) para evitar pasar hambre el resto del día y picar cualquier cosa. Por eso en estas ocasiones de prisas me gusta acudir al Té Matcha con bebida vegetal ya que es muy rico en antioxidantes y nutrientes. Una receta muy simple es bebida de avena, un plátano, media cucharadita de Matcha en polvo, 1 cucharada de semillas de lino, una cucharadita de miel (el alimento más completo que tiene la tierra), y yo además le echo un poquito de Moringa por su aporte nutricional (vitaminas, minerales, aminoácidos esenciales y más). Aquí tenéis otra receta del estilo que hice hace tiempo.

8 Tostada de aguacate
No es una tostada de aguacate cualquiera. La probé en FitFood y me chifló porque lleva una mezcla de ingredientes que convierte su sabor en algo más que una simple tostada con aguacate. La hacen con pan integral & cereales y lleva crema de anacardos, tomate en rodajas, aguacate, semillas de sésamo y hojas de menta. ¡Bue-niii-si-mo!

Os mando un beso fuerte y muy feliz mes de marzo. Estaré mucho por aquí con temas interesantes, así que hasta muy prontito.

firma-alejandra

2 Comentarios

  • Teresa dice:

    Maravilloso post y gracias por tantas ideas y motivación! Así da gusto!!!!

  • Lucia dice:

    me parecen unos desayunos fantásticos…pero…para quienes nos levantamos a las 6 de la mañana para ir a trabajar y tenemos el estómago cerrado?? yo necesito beber el agua en ayunas con un chorrito de limón, pero después lo único que me entra en el cuerpo es un café con bebida vegetal…¿cómo puedo poco a poco introducir otros alimentos a unas horas tan tempranas? Realmente, luego tengo hambre a las 10:00 horas aprox…pero me pilla fuera de casa y donde trabajo no encuentro muchas alternativas saludables para desayunar…
    gracias y enhorabuena por el blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *